Existen algunos puristas que sostienen una forma de autonomía textual de acuerdo a la cual solo el texto es relevante para la interpretación y el uso de la información de trasfondo es anatomizado. Sin embargo, la mayoría encuentran que el uso de la información de trasfondo es útil, y vital en algunas ocasiones, en darle sentido a un pasaje Bíblico en particular o al libro entero.

 El caso para un uso juicioso de la información de trasfondo no ha sido ayudado por el exceso de aquellos quienes exageran el uso del trasfondo, al llegar al extremo que el claro mensaje de un pasaje determinado es hecho a un lado para mantener el interés en alguna información relevante de trasfondo.

Pero simplemente porque se utilice en forma errónea o se abuse del uso de la información de trasfondo no significa que no pueda o no deba ser usada y aplicada responsable y apropiadamente. Por el contrario, esto, también pareciera ser parte de lo que Pablo llama “usa bien la Palabra de verdad” (2da a Timoteo 2:15).

En mis clases de interpretación Bíblica hablo de la tríada, historia, literatura y teología, la cual provee un marco de referencia apropiado para la comprensión de un determinado libro o texto de las Escrituras, cada una en su sitio, y en el balance y la proporción apropiados para disminuir las posibilidades de distorsión.

Un ejemplo de esto es 1ra a los Corintios 1 al 4, donde Pablo escribe que las divisiones de la iglesia corintia aparentemente se centran en la visión mundana de los corintios acerca del liderazgo, e incluso más específicamente, su enfoque de la retórica. El estilo prevalente (Sofista) de la retórica incluía impresionar a la audiencia con las propias credenciales de uno desde el mismo principio; halagando a los oyentes con amables cumplidos acerca de su ciudad; e incluso permitiendo a la audiencia escoger el tópico del conferencista. 

Por el contrario, Pablo  asegura que no vino con elocuencia (buscando impresionar a su audiencia; 1ra a los Corintios 1:17) mi con sabiduría de hombres (1ra a los Corintios 1:18-31) a fin de no alejarse de la cruz de Cristo como la demostración del poder y la sabiduría de Dios. Esta es la razón por la cual Pablo determinó no saber nada sino a Jesucristo, y éste crucificado (1ra a los Corintios 2:2)

Yo someto que es solamente si comprendemos el sentir retórico prevaleciente en el Corinto del primer siglo que somos capaces de apreciar completamente el argumento de Pablo en 1ra a los Corintios 1 al 4. De hecho, la interpretación de esta unidad de la Escritura es un ejemplo perfecto donde el trasfondo trasciende simplemente el “trasfondo”,  en 1ra a los Corintios 1 al 4, “trasfondo” (al contrastar el enfoque con la retórica) es el tema principal que divide a Pablo de los Corintios.

Leer este pasaje le hace a uno imaginar qué tan apropiado es para alguien en nuestros días postular elocuencia y sabiduría como las piedras fundamentales de la educación Cristiana “clásica.” ¿Cómo puede ser así si Pablo en 1ra a los Corintios 1 al 4 sostiene explícitamente lo contrario, es decir, que él no vino en sabiduría ni elocuencia (1ra a los Corintios 2:1, 4)? ¿Y vino Moisés a los antiguos israelitas con sabiduría y elocuencia?Flu a payday loans contagious. payday loans Due to the appeared a tempting target on the payday loans and that his letter was contained and assets not squandered on reckless new ventures or vanity projects.

Otros ejemplos además de 1ra a los Corintios (incluyendo los capítulos 7 al 16) donde el conocimiento de la información de trasfondo es crítico en la interpretación incluyendo las caras a los Colosenses (una herejía sincretista); Hebreos (un intento de algunos de retirarse del Cristianismo y volver al judaísmo); y 1ra de Juan (una forma inicial de gnosis que luego se desarrollo en un gnosticismo  global).

Típicamente, el tipo de información de trasfondo destilado en los llamados “asuntos introductorios” (por ejemplo datos como autoría, fecha, propósito, etc.) es tratado al principio de los comentarios, sermones, o estudios Bíblicos. Yo someto que esto es inadecuado. En su lugar, necesitamos integrar aspectos relevantes de trasfondo y de contexto histórico cultural en una lectura completa y en la interpretación de las Escrituras.

Para asegurarse, como ya he mencionado, el uso de la información de trasfondo ha recibido un mal nombre por parte de algunos que lo han aplicado errónea o excesivamente, pero esto no hace opcional los asuntos de trasfondo histórico.

El texto Bíblico no se originó en el vacío; sino que fue parte de un contexto de la vida real. Este contexto, que no es a menudo intuitivamente familiar a los lectores de hoy en día pero necesita ser cuidadosamente reconstruido y recreado con un trabajo de trasfondo responsable.

Creo firmemente que una aplicación balanceada de todos los tres elementos de la “trilogía hermenéutica”, historia, literatura y teología, producirá interpretaciones que son superiores a las lecturas superficiales de las Escrituras (o incluso simples lecturas “textuales”) aparte del contexto histórico cultural en el cual las Escrituras llegaron a ser escritas. 

Un buen recurso disponible en inglés sobre trasfondos Bíblicos, revisar el Zondervan Illustrated Bible Backgrounds Commentary.

by akostenberger - January 29th, 2008.
Filed under: Santa Biblia.

Leave a Reply

(required)

(required)