“todo mortal es como la hierba, 

y toda su gloria como la flor del campo;

la hierba se seca

 y la flor se cae,

pero la palabra del Señor permanece para siempre.” (Isaías 40:6–8, citaba en 1 Pedro 1:24–25 NVI)

El tomar un tiempo personal entre la Navidad y el Año Nuevo me dio la oportunidad de reflexionar en mis prioridades personales de este año. Confieso de cierta cantidad de “fatiga de blog” antes de las vacaciones, pero he salido de mi tiempo de introspección más vigorizado creyendo aun más firmemente de que sólo un retorno a los Fundamentos Bíblicos nos dará una base suficientemente sólida en la realidad última tanto individualmente como creyentes como también colectivamente como el pueblo de Dios. Sólo “la palabra de Dios permanece para siempre” –las personas se parecen a las flores, aunque sean hermosas (porque son hechura de Dios) para una temporada, al final, se marchiten y se mueren.

El comienzo del 2007 marca dos iniciativas estratégicas para el ministerio de Fundamentos Bíblicos. La primera es la adquisición del nombre y el sitio www.biblicalfoundations.com. Cuando llega a ser completamente poblado, esta nueva página de web incluirá todas mis publicaciones y recursos sobre varios temas relacionados a la reconstrucción de fundamentos bíblicos para la casa, la iglesia y la sociedad. La página www.biblicalfoundations.org continuará publicando mi blog semanal, mi horario de enseñanzas y lecciones, y una variedad de otras publicaciones y recursos. Este segundo sitio pretende aumentar el impacto para la misión y el propósito del ministerio de Fundamentos Biblicos.

La segunda iniciativa es una serie de disciplinado de 12 semanas que ofreceré esta primavera en mi iglesia local, Richland Creek Community Church en Wake Forest, Carolina del Norte. Empezando el 11 de febrero, la serie seguirá el bosquejo de mi libro, Dios, el matrimonio, y la familia (God, Marriage and Family; Crossway, 2004), cada semana destacará un tema distinto relacionado con el matrimonio y la familia. El segmento introductorio de cada sesión será grabado en vídeo y lo puede conseguir en la página www.richlandcreek.com. Para mayor información sobre la serie, haz clic en esta página donde dice “itinerario” y también en la página de la iglesia Richland Creek. Si te encuentras cerca, nos encantaría si nos acompañarías en la iglesia.

A menudo nos encontramos tan ocupados con las muchas cosas buenas que no nos da tiempo enfocar la atención necesaria para llevar a cabo (con la ayuda de Dios) las cosas grandes que nuestro Señor nos ha llamado a perseguir. ¡Qué este año sea el año que tú y yo hagamos caso al llamamiento que hace el autor del libro de Hebreos: “…despojémonos del lastre que nos estorba, en especial del pecado que nos asedia, y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante! Fijemos la mirada en Jesús, el iniciador y perfeccionador de nuestra fe, quien por el gozo que le esperaba, soportó la cruz, menospreciando la vergüenza que ella significaba, y ahora está sentado a la derecha del trono de Dios.” (Hebreos, 12:1–2 NVI). Ayúdanos, Señor Jesús, hacer esto para tu gloria y nuestro bien.

by akostenberger - February 11th, 2010.
Filed under: Blog.

Leave a Reply

(required)

(required)