Los cristianos celebran las navidades y la resurrección del Señor todos los años, pero pocos realmente saben cuándo nació y murió Jesús.

A escasos dos meses de la Navidad algunos de ustedes podrían encontrar este artículo útil. No es que los cálculos siguientes estén basados en doctrinas profundas, pero es definitivamente necesario que podamos tener una confianza razonable en que las fechas del nacimiento y la muerte de Jesús sean seguras y se puedan obtener de una combinación de datos históricos bíblicos y extrabíblicos. No estoy dispuesto a apostar mi vida en la certeza de la información siguiente, pero tengo tanta confianza en estos cálculos como en que la matrícula de mi vehículo es: 5BC–AD33. Entonces, aquí vamos.

El nacimiento de Jesús ocurrió muy probablemente a finales de Noviembre en 5 a. C. (el estudio con mayor autoridad del que estoy enterado es el de Paul L. Maier, “The Date of the Nativity and the Chronology of Jesus’ Life” (“La Fecha de Navidad y la Cronología de la vida de Jesús”), en Chronos, Kairos, Christos: Nativity and Chronological Studies (Natividad y Estudios Cronológicos) Presentado por Jack Finegan [ed. J. Vardaman y E. M. Yamauchi; Winona Lake, IN: Eisenbrauns, 1989], 113–30). Esto, por su puesto, permitiría suficiente tiempo para que Jesús naciera y para que Herodes (quien murió en 4 a. C.) pudiera desatar su campaña militar al matar a todos los niños menores de 2 años de edad en Belén y sus alrededores (ver Mateo 2:16–19).

La crucifixión de Jesús ocurrió probablemente el viernes, 3 de abril del año 33 d. C. Lucas 3:1–3 dice que Juan el Bautista, el que preparó el camino de Jesús, comenzó su ministerio “en el año decimoquinto del reinado de Tiberio César.” Ambos historiadores romanos Tácito (Annales 4§ 4) y Suetonio (Tiberius 73) ubican la fecha del comienzo del reinado de Tiberio en 14 d. C. (la fecha precisa es el 19 de agosto, el día de la muerte del emperador Augusto). Esto implica que el decimoquinto año del reinado Tiberio comenzó el 19 de agosto, 14 d. C., nos lleva a 29 d. C. (14+15=29).

De acuerdo a Lucas 3:23 Jesús tenia “aproximadamente 30 años de edad” cuando comenzó su ministerio. Si Jesús nació en 5 a. C. (según se discutió anteriormente) y comenzó su ministerio, según indican los cuatro evangelios, poco después de Juan el Bautista (esto es, a finales del año 29 d. C.), esto quiere decir que Jesús tenía aproximadamente 33 años de edad cuando comenzó su ministerio público (ver H. W. Hoehner, Chronological Aspects of the Life of Christ (Aspectos Cronológicos de la Vida de Cristo) [Grand Rapids: Zondervan, 1977], 31–37 y B. Messner “‘In the Fifteenth Year’ Reconsidered: A Study of Luke 3:1” (“La reconsideración de ‘El año decimoquinto’: Un Estudio de Lucas 3:1),” Stone-Campbell Journal 1 [1998]: 201–11).

El Evangelio de Juan registra la aparición de Jesús por lo menos en tres Pascuas (1) en Jerusalén (2:13, 23); (2) Galilea (6:4); y (3) de nuevo en Jerusalén (11:55; 12:1). Además, es probable que él asistiera a una cuarta Pascua no presentada en Juan pero registrada en el sinóptico (Mateo 12:1 ¿pasaje paralelo?). Esto suma aproximadamente tres años y medio (3 ½) del ministerio de Jesús. Si comenzó su ministerio en 29 d.C., la fecha de su crucifixión sería en el año 33 d. C. Esto ocurre debido a que los cálculos astronómicos para 30 y 33 d. C. son las únicas fechas posibles para la crucifixión de Jesús con respecto a la fecha de la Resurrección concerniente a estos dos años (para la fecha de las cuatro pascuas en cuestión ver esp. C. J. Humphreys and W. G. Waddington, “The Jewish Calendar, a Lunar Eclipse, and the Date of Christ’s Crucifixion” (“El Calendario Judío, un eclipse lunar, y la Fecha de la Crucifixión de Cristo”), Tyndale Bulletin 43 [1992]: 331–51, esp. 335).

Finalmente, Juan 2:20 dice que el templo fue completado hace 46 años (para ver esta traducción, ver A. J. Köstenberger, John [BECNT; Grand Rapids: Baker, 2004], 109–10). Según el historiador Josefo, la renovación del templo comenzó entre los años 20 y 19 a. C. (Antiquities 15.11.1 § 380), culminándolo 18 meses más tarde entre 18 y 17 a. C. (Antiquities 15.11.6 § 421). Otra vez, contando desde 18 ó 17 a. C., y agregando 46 años nos lleva a 29 d. C. (no había año cero) ¡Una gran manera de verificar nuestros cálculos matemáticos ya expresados anteriormente!

Para estudio adicional: ver la tabla en A. J. Köstenberger, en John (BECNT; Grand Rapids: Baker, 2004), 11–13, el comentario en 1:19 y 2:20, y el anuncio previo en la cronología de Juan aquí. Ver tambien H. W. Hoehner, “Chronology,” en su Dictionary of Jesus and the Gospels (“Cronología,” en Diccionario de Jesús y los Evangelios) (ed. J. B. Green, S. McKnight, y I. H. Marshall; Downers Grove, IL: InterVarsity, 1992), 118–22.

by akostenberger - October 18th, 2007.
Filed under: Destacado.

Leave a Reply

(required)

(required)